emprender, entrepreneur, finanzas personales, venezolano, Venezuela

Capitulo 1. ¿Como emprendí esto?

con Mafe Vera – Estilo Melao

Podcast Capitulo 1 – Mafe Vera, Melao Lab

Luego de salir de la universidad y trabajar con la famosa diseñadora Mayela Camacho, Mafe decide emprender en el mundo de la moda y ahí es cuando comienza su camino como emprendedora. Con solo 27 años llegó a tener 7 tiendas en distintas ciudades de Venezuela. Entérate de como esta luchadora, oriunda de Acarigua conquistó el mundo de la moda en Venezuela y en otras partes del mundo.

Capitulo 1

emprender, entrepreneur

“Cállate, estamos avanzando”

Muchos dueños de empresas y CEO´s, no tienen una noción clara de la diferencia entre: la gerencia y el liderazgo. En un mundo cambiante, con infinita información, nuevos competidores y nuevos mercados apareciendo a cada minuto. Es clave que quienes estén a la cabeza de las organizaciones entiendan la importancia de ejercer el liderazgo y no dejarse llevar por el impulso de solucionar las cosas urgentes.

Aquí les dejo un extracto del libro “Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas” que me parece sumamente relevante e interesante, espero les sea útil.

El liderazgo y la administración son dos cosas diferentes. El liderazgo no es la administración. El liderazgo tiene que venir primero.

La administración se enfoca en hacer las cosas bien: ¿Cómo puedo lograr mejor ciertas cosas? El liderazgo está en un plano superior: ¿Cuáles son las cosas que quiero lograr? En palabras de Peter Drucker y Warren Bennis, “La administración es hacer las cosas bien; el liderazgo es hacer las cosas correctas ”. La administración es la eficiencia para subir la escalera del éxito; el liderazgo determina si la escalera está apoyada contra la pared correcta.

Se puede captar rápidamente la importante diferencia entre los dos si imagina a un grupo de productores que se abren paso a través de la jungla con machetes. Ellos son los productores, los solucionadores de problemas. Están cortando la maleza, limpiandola.

Los gerentes están detrás de ellos, afilando sus machetes, redactando manuales de políticas y procedimientos, llevando a cabo programas de desarrollo muscular, incorporando tecnologías mejoradas y configurando programas de trabajo y programas de compensación para los que manejan machetes.

El líder es el que sube al árbol más alto, examina toda la situación y grita “¡Selva equivocada!”. Pero, ¿cómo responden a menudo los productores y gerentes ocupados y eficientes? “¡Cállate! Estamos progresando “.


Como individuos, grupos y empresas, a menudo estamos tan ocupados cortando la maleza que ni siquiera nos damos cuenta de que estamos en la jungla equivocada. Y el entorno rápidamente cambiante en el que vivimos hace que el liderazgo efectivo sea más crítico de lo que nunca ha sido, en todos los aspectos de la vida independiente e interdependiente.

Estamos más necesitados de una visión o designación y una brújula (un conjunto de principios o direcciones) y menos necesidad de una hoja de ruta. A menudo no sabemos cómo será el terreno o qué tendremos que atravesar; Dependerá mucho de nuestro juicio en el momento, pero una brújula interior siempre nos dará dirección.

Una administración eficiente sin un liderazgo efectivo es, como lo expresó un individuo, “como enderezar las sillas de cubierta en el Titanic”. Ningún éxito de la administración puede compensar el fracaso en el liderazgo. Pero el liderazgo es difícil porque a menudo estamos atrapados en un paradigma de administración.

En la sesión final de un programa de desarrollo ejecutivo de un año en Seattle, el presidente de una compañía petrolera se me acercó y me dijo: “Stephen, cuando usted señaló la diferencia entre liderazgo y administración en el segundo mes, miré mi desempeño en el papel de presidente de esta empresa y me di cuenta de que nunca había estado en el liderazgo. Estaba profundamente involucrado en la administración, enterrado por los desafíos apremiantes y los detalles de la logística diaria. Así que decidí retirarme de la gerencia. Puedo conseguir que otras personas hagan eso, quiero liderar realmente mi organización.”

“Fué difícil, pasé por varias penurias porque dejé de lidiar con muchos de los asuntos urgentes que estaban justo delante de mí y que me daban una sensación de logro inmediato. No recibí mucha satisfacción cuando comencé a lidiar con los problemas de dirección, los temas de desarrollo cultural, el análisis profundo de los problemas y la posibilidad de aprovechar nuevas oportunidades. Otros también pasaron muchas penurias al verse fuera de sus zonas de confort, de estilo de trabajo, echaban de menos la fácil accesibilidad que les había dado antes, todavía querían que yo estuviera disponible para ellos, para responder, para ayudarles a resolver sus problemas en el día a día “.

“Pero persistí, estaba absolutamente convencido de que necesitaba proporcionar liderazgo y lo hice. Hoy todo nuestro negocio es diferente, estamos más en línea con nuestro entorno, hemos duplicado nuestros ingresos y cuadruplicado nuestras ganancias, estoy en el liderazgo “.

Estoy convencido de que con demasiada frecuencia los padres también están atrapados en el paradigma de la administración, pensando en el control, la eficiencia y las reglas en lugar de la dirección, el propósito y el sentimiento familiar.

Y el liderazgo es aún más deficiente en nuestras vidas personales. Estamos enfocados en la eficiencia, el establecimiento y el logro de objetivos, incluso antes de que hayamos aclarado nuestros valores “.

Extracto del libro los 7 hábitos de las personas altamente efectivas escrito por Stephen Covey